Con este video se dio a conocer el proyecto en Lima, generó mucho interés y empezamos a recibir donaciones de tablas y wetsuits. Además, en el barrio nacía el orgullo de ser parte de Alto Perú, un grupo de niños que a través del deporte buscaba salir adelante.