Los años no pasan en vano. La Embajada de Australia, empresas privadas y muchos amigos y amigas nos ayudaron a reafirmar la relevancia de nuestro trabajo. Nuestro equipo se consolidó y pasamos a ser una gran familia de niños, niñas, jóvenes y adultos haciendo comunidad.